viernes, 10 de julio de 2009

Deshielo



Como el poso de la nieve
fuiste cubriendo mi corazón,
velando mi ignorancia,
cubriéndome de perdón.
Helando mis sentidos
como la nieve invernal,
quietando mis deseos,
limpiando mi corazón.
Perplejo ante el frío,
sin fuerzas para andar,
sin aliento, sin cobijo,
angustia y soledad.
Pasó la tempestad,
paróse el viento,
estrellas se asomaron,
Luna mostró su faz.
Mas cantó el gallo,
Sol quiso iluminar,
fluyó el agua viva,
fe, esperanza, caridad.

1 comentario:

Sol Ruiz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.