martes, 5 de octubre de 2010

En la biblioteca

Llego a la biblioteca. Tengo toda la mañana para estudiar. Me he levantado tarde y no puedo llegar a clase. El profesor “te ficha” si ve que te retrasas. Bueno, al menos aprovecho el tiempo. Pero no, mierda. No he traído los manuales de Derecho. Me conformaré con los apuntes, si se pueden llamar apuntes. Qué asco. ¿Derecho? A quién se le ocurre. Bah, un sistema encerrado en sí mismo que intenta imponerse a la realidad. Es como pegar un puñetazo a la naturaleza. Menuda panda de idiotas. Son unos hijos de… Hegel, o tal vez bastardos de Kant. Los libros sobre la mesa: ninguno es de Derecho: El mito de Sísifo (Camus), El acceso al ser (Polo), Entre el muro y el foso (Martínez Mesanza)… Por suerte quedan personas sensatas. Los “intelectuales” aún no han acotado la vida tras un sistema absoluto e imperativo. Una de las ventajas aparentes de la “democracia”… Empiezo a estudiar: Derecho Constitucional II, los derechos fundamentales y las libertades públicas. Menudo tema.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Buf, querido escritor: y qué pasaria si no tuvíesemos un ordenamiento jurídico para que los vándalos se controlasen o les controlasen. ¡¡A estudiar!!

Miguel Aranguren

ƒer dijo...

Ánimo que esa es cuatrimestral y ¡la sacas con nota!

Pablo Hernández Blanco dijo...

Como estudiante de Derecho (cuarto anyo, de intercambio en Chicago ahora mismo), comparto tus sentimientos. No se que habria sido de mi carrera sin mis lecturas personales, sinceramente. Y si, odio los formalismos juridicos y sus frecuentes aires de importancia auto-dada. Pero bueno, aun asi me parece una carrera muy bonita, aunque seriamente necesitada de complementos para que el estudiante no se quede cojo.

El mito de Sisifo es muy bueno, por cierto; impacta.

Rafa Monterde dijo...

Sí, Miguel, el ordenamiento es necesario. Eso siempre, pero con medida, sin intentos de abarcarlo todo. Por eso, a pesar de que me da tanto... eso, lo estudio. No sé si para dinamitarlo, espero que no sea así. Je. Por cierto, desde mi tatarabuelo mi familia es "jurística"...

Sí, Fer, igual hasta te pido consejo, gracias...

Pablo, no sabía que estudiases Derecho. Pensaba que lo tuyo era la FCOM y eso, o Filosofía... Pero me has sorprendido, macho. Me alegra encontrar "seres" así en el Derecho...

Gracias a todos por comentar. Un abrazo

Luzmaral dijo...

lo mío sí que es "la FCOM y Filosofía" y me ha gustado mucho tu entrada! Sobre todo desde que vivo con una de 1º de derecho que va tirándose de los pelos por casa...
pero no te preocupes, rafa, por mucho encorsetamiento y prisión soviética... tú siempres serás un artista!. Por cierto: FELICIDADES!

Rafa Monterde dijo...

Bueno, bueno, Lucía, vas a hacer que que se me suban los colores... Sí, intentaremos no encorsetarnos, je. Creo que lo escribí para desahogarme. Pero con "el abandono del límite mental" todo está resuelto... Tendrías que ver lo que ocurre en clase cunando hay debate, já. Claro, Polo estudió Derecho. Qué cosas digo. Gracias por acordarte de mi cumpletantos. Un saludo

Lupita Khamashta dijo...

...