lunes, 22 de noviembre de 2010

Me has arrancado el alma

Hace unas semanas me compré un libro de poesía. Es de Julio Marínez Mesanza. Este poeta me entusiasma. Su poesía no tiene límites, o, quizá, detecta cuáles son los límites. El libro: Entre el muro y el foso. Os pongo una poesía...





Me has arrancado el alma: ya no es mía.
Y, desde que no es mía, mi alma vive.
Era un lugar equivocado y pobre
como los sitios donde no me viste.
Si lo terrible debe ser hermoso,
no era terrible porque era hermosa.
Dije que las trincheras la cruzaban,
pero no había luz ni ruido en ella
y un campo de batalla es luz y ruido.
Podía ser un páramo, un fragmento
desolado de tiempo o la tristeza,
pero en esos espacios hay sentido
y orden e incluso vida vigorosa.
Y mi alma era lo menos o la nada,
ni la torre caída, ni el pantano
donde nunca hubo torres, sino menos,
un no del que no puedo decir nada.




4 comentarios:

Mora Fandos dijo...

Gran, gran poeta. Habrás leído "Las trincheras", ¿no?

Rafa Monterde dijo...

Pues no, Manel, no. Lo tengo pendiente... Todo llegará. Un abrazo.

Mora Fandos dijo...

Ya comentaremos pues.

Fon dijo...

poemazo. tendré que conocer a esa hombre