lunes, 6 de diciembre de 2010

¿Para qué?

¿Para qué sirven las palabras, la pluma, los pensamientos? ¿Para qué la mortífera tinta que oculta la verdad? ¿Para qué mi opinión y la de otros cuando ambas son vacuas e inanes? ¿Para qué...? ¿Para qué... si nuestra vida no es nuestra, si vivimos de los otros, si no miramos con nuestros ojos, si pensamos con lo de otros y martilleamos la realidad...? ¿Para qué vivir la muerte cuando podemos morir viviendo?

11 comentarios:

Sol dijo...

Insisto y te parafraseo:
"Para qué, si mi vida no es mía, si vivo de los otros, si no miro con mis ojos, si pienso con lo de otros, y martilleo la realidad? ¿Para qué vivir muriendo si puedo vivir viviendo?"
¿Para qué asumir el rastro que deja lo que no entiendo?
¿Para qué burlar el fondo del alma que no contengo creyendo que lo perdido existió en algún momento?
Si se perdió y no regresa
será que sólo fue un sueño.

Y soñar sin comprender
el símbolo que me nutre
y la luz que despierta
es ser esclavo del tiempo.
Un muerto que no se muere
y que muerto permanece
porque evitó estar despierto
pero que tampoco vive
pues eludió el nacimiento
y el milagro del amor
y el beso de su misterio
cruzar el puente que une
la sed con el refrigerio
la búsqueda y el hallazgo
la ternura y el sustento

Tú y yo, Señor de la Vida,
trayendo a la tierra el cielo
Unidos en esa fuerza
que se asoma a lo evidente
y enamora en el silencio.

Un abrazo de luz coloreado por Fra Angelico, querido Rafeta.Y sursum corda!

Rafa Monterde dijo...

Gracias, Sol. Te puedo asegurar que lo escribí con una sonrisa en los labios, aunque parezca que tenga un tono tristón... Ah, je, escribo en plural para invitar, no para instruir... Jejeje. No te enfades conmigo, porfa. Gracias por comentar. Un saludo, Rafa.

Sol dijo...

No tengo ningún motivo para enfadarme, querido Rafa.Y me alegra que tu sonrisa acompañe tus escritos. Me gusta mucho leerte. Lo que te he escrito está inspirado en tus frases. Y no te lo he puesto como una regañina sino como un homenaje. Y me encanta que siendo un chaval te plantees cosas tan profundas. Seguramente eres un niño índigo. Un ser que la evolución ha hecho nacer para ayudar al cambio de conciencia en este tiempo. Quizá por eso te atrae esa anunciación tan hermosa que has colocado en el post. Alegra la vista y el alma. Gracias!

Rafa Monterde dijo...

Ups!

sol dijo...

Ah, se siente...Quien escribe lo que quiere, se Upsea con lo que le viene, jajajaja! Eso te pasa por ser un niño índigo y no saberlo. ¿O sí?

Rafa Monterde dijo...

Niño índigo... Es la primera vez que lo oigo. He buscado algunas cosas en la red. Es un tema curioso. Prefiero no hablar de eso. Igual piensan que estoy mal de la cabeza. Además, igual un niño índigo toma el pelo a la gente con facilidad... ¿No?

sol dijo...

Pues igual si. Tomar el pelo de vez cuando es sano y sienta muy bien. No para reírse de la gente, que es muy poco amoroso,sino para aprender con ella a reírse de uno mismo, que es más sano todavía.
Y si te importa mucho que puedan pensar que estás mal de la pinza, pues no se hable más de los niños índigo. Vamos, in-digo, yo.
Un beset!

Anónimo dijo...

Muy bueno Rafa,tus post fenomenos y los coment mejor aun.:)

Rafa Monterde dijo...

Muchas gracias, Anónimo. Un placer tenerte por aquí. Un saludo.

Anónimo dijo...

Rafa, realmente tus "por qué y para qué" me han dejado pensando, seguramente somos tantos los que nos planteamos esos interrogantes...pero vos pudiste darles un marco adecuado y llevarlos al papel de tal forma que tus planteos nos movilizan a todos, gracias por eso, un honor leerte.

Aprovecho el espacio para extenderte una invitación


Soy moderadora del portal literario “Mareas del alma” y deseo invitarte a participar en nuestra página con tus poemas

http://www.mareasdelalma.foroactivo.com

Allí encontrarás un grupo de pares dispuestos a compartir el gusto por las letras en un ambiente de cordialidad y alegría.
Muchísimas gracias por leerme y permitirme dejarte esta invitación.
Ojalá podamos contar con tu presencia entre nosotros. Un beso grande y muchas gracias

Rafa Monterde dijo...

Muchas gracias a ti. Sí, estaré encantado de participar. Un grandísimo saludo desde aquí, Rafa.