viernes, 18 de febrero de 2011

La Teología

Sin la Eucaristía, es imposible hacer Teología. No puedo comprender que un hombre se atreva a manifestar pensamientos teológicos si no tiene la Eucaristía como culmen y fuente de todo el saber... La Sabiduría vive en el corazón pacífico y verdadero, que no se enturbia por la ambición del saber, sino que, con sencillez, se inclina ante la inmensidad del Creador y sus misterios. Además está la Palabra, que habla y se expresa a quien ella quiere. Y a la que podemos acudir siempre en las Escrituras. Pero, a fin de cuentas, la Eucaristía es la máxima expresión del Verbo y el cumplimiento fiel de su promesa, verdadera fuente de Vida.

6 comentarios:

Marcela Duque dijo...

Amén.

adrian dijo...

La euraristia, es más que la misa, se aprende a Dios en todos sitios donde se habla, se trabaja, se vive en El, Dios es más que el rito, Dios es Amor y amor quiere decir darse.

Rafa Monterde dijo...

Estoy contigo, Adrian. Pero tengo una pega: la Eucaristía "es" la Eucaristía en sí misma, el mismo Cristo en el sacrificio del altar. Dios es amor, sí; sin embargo la Eucaristía es el cumplimiento de la Alianza, la expresión del Verbo divino de manera visible y real. A mi modo de ver, la eucaristía es contacto directo con Dios y, al recibir el Cuerpo de Cristo, puedes amar-lo de una manera más profunda, donde encontramos una fuente grandísima de gracia. Es un momento de experiencia de Dios intímisimo, como el de dos amantes que, a solas, pueden decírselo todo sin que nadie se ponga en medio... Además, es un regalo único; y, creo yo, que es el motivo máximo de la Creación: el don gratuito del Amor. ¿No te parece?

maisa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
maisa dijo...

Con esto todo el que pueda debería comulgar todos los días. ¿No te parece?

maisa dijo...

Me repetí por eso he suprimido el anterior comentario. Pero como esque lo puedo hacer yo? Si no es mi blog!!!!