miércoles, 30 de marzo de 2011

Joseph Ratzinger

Si tuviera que mirar a un intelectual en el siglo XXI, no dudaría: me fijaría en Ratzinger. Este hombre es, a mi modo de ver, un paradigma intelectual en toda Europa. Más allá de su posición como Papa de la Iglesia Católica, es un pensador nato y un hombre con una sensibilidad aguda. Cuando lo leo no dejo de sentirme querido, pues sus palabras llegan hondo.


Creo que lo más importante en un sacerdote es saber mirar a los ojos y trasmitir lo que lleva dentro, es decir: a Jesucristo. Ratzinger, para mí, lo consigue. En sus escritos, discursos y homilías noto algo más que formalidades de un hombre que “trabaja” para la Iglesia; cuando él trasmite algo, lo hace desde el corazón, y percibo que tiene mucha vida interior. Él habla como el que conoce. Al hablar de Dios, de Cristo, lo hace contándote algo de alguien cercano, de un amigo. Por eso, creo que Ratzinger, dentro de todas las responsabilidades que tiene que asumir en la Iglesia, es un buen cristiano. Ya que, ante todo, trasmite la paz de Dios.


Sé que su figura está en entre dicho, porque no dice que sí a las propuestas del “progreso moral” (si podemos llamarlo “progreso”). Sin embargo, este hombre es ejemplar. Pues, defendiendo y viviendo la fe cristiana, demuestra cómo dicha fe es la fe de la libertad del hombre, la fe que confía en la razón humana y la fe que siempre trasmite esperanza.

6 comentarios:

Angelo dijo...

Tengo que confesarte mi grata sorpresa con él. Estuve muy unido a Juan Pablo II con el que hablé en seis ocasiones. Mi devoción por él continua. La sorpresa de la que te hablo es que me resulta más fácil leer a Benedcito XVI. Sus palabras llegan de lleno a mi corazón, en su sabiduría una profunda humildad que sabe transmitir. Genial tu reflexión como siempre.
Abrazos

Rafa Monterde dijo...

Estoy de acuerdo contigo. Y tengo que hacerte una confesión también: hice la entrada sobre el salmo 41 después de haber visto tu blog. Me gustó mucho. Gracias por comentar. Un abrazo, Rafa.

Fandescribi dijo...

Juan Pablo II es para mi el Papa de la historia,humilde,sencillo,humano,dulce como su mismo nombre.
BenedictoXVI,sera buen Papa pero no le llega ni ala suela de los zapatos,como se suele decir,empezando por la dureza de su nombre.
VIVA JUAN PABLO II,SANTO SUBITO

Rafa Monterde dijo...

No me gusta comparar pontificados... Pero también me encantó Juan Pablo II. Además, él es, para mí, un ejemplo en muchas cosas. Sin embargo, no hay que olvidar que Ratzinger y Wojtyla eran íntimos amigos... Gracias por comentar. Un saludo.

Angelo dijo...

Todo el siglo XX demuestra que hemos tenido el papa adecuado para cada momento. Juan Pablo II ya lo dijo "necesitamos papas de una gran vida espiritual" y creo que los últimos han dado muestra de ello. Estan en proceso de beatificación.

LAH dijo...

Desde luego estoy totalmente de acuerdo contigo, resaltaria su maravillosa humildad, y esto te toca el corazón, es otro santo que ya se verá a su tiempo. gracias por esta entrada. un abrazo