viernes, 21 de octubre de 2011

Una joya: "Entender el mundo de hoy"

El pasado mes de julio busqué libros que podían ser útiles para introducirse en filosofía. Me interesé en autores optimistas, ya que el optimismo en filosofía es un gran punto de partida. A diferencia del entusiasmo o la tristeza, una actitud optimista es unificadora, abarca, con sencillez, temas que, a primera vista, pueden ser complejísimos y difíciles de entrelazar. Así se consiguen discursos coherentes, que no cierran, y que dejan abierto siempre el horizonte a nuevas consideraciones y perspectivas.

Encontré, pues, autores de ese estilo. Algunos eran antiguos, como Aristóteles, Platón o el mismo Agustín de Hipona, que en sus Confesiones muestra una actitud tan íntima, sincera y apasionada que me sobrecogió con su pensamiento. Pero no todo queda en los antiguos. La actualidad está repleta de autores de gran calado intelectual. Uno de ellos es el que escribió el libro que comentaré ahora, se llamaba Ricardo Yepes. Era español, profesor de filosofía, especializado en temas de Antropología. Murió en 1996 en un accidente de montaña, en los Pirineos. ¡Qué autor tan apropiado para un blog como este!

El libro se titula Entender el mundo de hoy. Cartas a un joven estudiante. Está escrito en un estilo epistolar. De manera que se crea una atmósfera más acogedora en las reflexiones. Hay un diálogo entre el lector y el autor, ya que invita en cada página a pensar de una manera respetuosa y disimulada con su discurso. Habla de muchos temas en general, sobre todo de actualidad y relacionándolos con cuestiones fundamentales de la filosofía tradicional, definiendo, así, la filosofía como un saber perenne, que se mantiene en el tiempo y que es interesante hoy de la misma manera que lo fue hace miles de años.

No podemos olvidar que el autor es un filósofo que se considera en deuda siempre. No concibe el originalismo, sino que el filosofar es un aprender continuo. Por ello, todo filósofo es filósofo gracias a su maestro. Ricardo Yepes eligió al suyo, se llama Leonardo Polo. Este filósofo también es español. Fue Catedrático de Historia de la filosofía. Este autor tiene su propia trayectoria intelectual. Desde la filosofía moderna, descubrió la riqueza de la filosofía clásica y medieval. Conjugó los descubrimientos de los filósofos de cada época, considerando a cada uno como una cantera intelectual de la que podemos obtener nuevas consideraciones filosóficas que quedan latentes en el pensamiento. Pero lo más importante de Leonardo Polo es que realizó un descubrimiento filosófico, que lo convierte en un pensador innovador y, cómo no, en un optimista sin igual. Su descubrimiento fue el límite mental, desde el que propuso un método filosófico, al que denominó abandono del límite mental. A partir de este método ha desarrollado una filosofía amplísima, que aborda la mayoría de la temática filosófica, desde la que podemos partir para llegar aún más lejos en la comprensión del mundo, del hombre y de Dios.

Volvamos al libro. Lo más significativo es que, en conjunto, te hace ver lo que supone la experiencia de estar convencido de algo, de estar enamorado, de saber que tienes algo que hacer con tu vida… Esa experiencia es el encuentro con la verdad. Dice Yepes: “Quien ha sabido encontrar una verdad muy difícilmente renuncia a ella y a su inspiración”. También: “El encuentro con la verdad, ya te lo dije, tiene como fruto la tarea encomendada, el encargo de llevar a cabo en uno mismo y en el mundo esa verdad encontrada. La inspiración es el aliento recibido por ella y alienta las actitudes y decisiones de la libertad. Así se transforma en convicción”. El libro, como se puede ver, es una invitación a la filosofía llena de frescura y jovialidad. Se trata de una perspectiva muy valiosa para dirigirse al pensamiento actual, de la que estoy seguro se pueden obtener grandes frutos para la cultura.

1 comentario:

Joseph Kabamba dijo...

.
Nunca agradeceremos bastante lo que Ricardo hizo.

Atentamente
Joseph Kabamba